Mi Empordà Revista

Mohamed El Amrani – El Empordà que enamora

Me encanta viajar en tren porque permite descubrir realidades diarias y pequeños trozos de vida. Hace pocas semanas, precisamente fue allí donde tuve una de las experiencias más fantásticas. Aquel día la gente comentaba indignada el retraso del último tren. Afortunadamente encontré un asiento, compartiendo viaje con una pareja mayor que conversaban entre ellos. Los dos sonreían con la mirada perdida observando el horizonte sin perder el hilo de la conversación. No pude evitar escuchar lo que decían. Explicaban que el Empordà los había sorprendido muy gratamente y que, si podían, algún día volverían. De repente la mujer se calló, suspiró y le recordó a su compañero que se conocieron hace ya 38 años, en un vagón de tren. Eran otros tiempos y el tuvo el atrevimiento de acercarse a ella y confesarle su amor a primera vista. Entonces, con una voz algo risueña pero llena de vitalidad le dijo: “¿Y qué hubiera pasado si no lo hubieras hecho?” La respuesta del hombre no se hizo esperar: “El mundo es de los valientes” confesó con unos ojos pequeñitos, seguramente fruto de la emoción del recuerdo. De repente se dieron cuenta de que les estaba observando y rápidamente me hicieron partícipe de su conversa. Mi curiosidad me impedía contenerme y quería saber más. Siempre he pensado que las personas estamos hechas de casualidades y pequeñas historias que se cruzan y se alimentan entre ellas.
Me explicaron una cosa que todavía me acabó de emocionar más: habían decidido casarse. Querían invitar a toda la familia y estaban ansiosos por explicar su decisión a los amigos. Me los miré atónito y pregunté “¿porqué ahora, después de tanto tiempo?”. Lo tenían muy claro: “Nunca es tarde….quizá esta tierra nos ha inspirado” reconocieron en voz baja como si me estuvieran contando un secreto. Dejé volar la imaginación pensando en qué lugar del Empordà se debía haber despertado aquella dulce anécdota. Quizá en una calita perdida de nuestra costa o en algún camino rural. Quizá era un día en el que soplaba tramontana o, por contra, era uno de esos días de sol radiante y cielo azul. Quizá fuera paseando por una calle de Figueres un sábado por la tarde, o descubriendo los tesoros de la historia de la Ciudadela de Roses. Quién sabe… Eso no me lo explicaron, pero cualquier rincón del Empordà es el escenario perfecto para una historia tan cautivadora.
Este es mi Empordà. El que la gente se apropia: ya sea si vienen de visita, si viven o están de paso. Esta comarca viva, rica y dinámica lo que realmente la caracteriza es su apertura al mundo. Su capacidad tolerante y respetuosa ante la diferencia. Mi Empordà es el de las personas normales y corrientes que mantienen vivas las tradiciones, las personas solidarias que se implican cada día en mil causas y voluntariados. Mi Empordà es el de su gente y sus historias.

Mohamed El Amrani 

Mohamed El Amrani nació hace 22 años en Marruecos y vino a vivir a Roses a los 3.
Es coordinador de proyectos en Suara Cooperativa, fundador de la Xarxa de Convivència y presidente de la Asociación Azahara, entidad que fomenta la cooperación con Marruecos.
Premio Fundació Príncep de Girona Categoría Social 2014.

Etiquetas

Instagram

  • serpdecollaret culebradecollar natrixnatrix navata faunaempordanesa serp serpiente snake empord riufluvihellip
  • menhir menhirdelamurtra megalith santclimentsescebes empord
  • calelladepalafrugell regata laser empord costabrava incostabrava
  • Girona urbannature
  • figueres empord
  • Empord Llad rosa pinkthings
  • capderas llan empord incostabrava
  • empord montgr emporda
  • empuries empord incostabrava