Artistas Revista

El Convent de Pontós – El refugio de Mutte


Hace tan solo un año que el Convent de Pontós ha sido colonizado por el precioso proyecto Mutte Cultural, pero es como si hubieran estado siempre aquí. Dos conventos de cultura había en territorio catalán (Barcelona aparte), uno en Berga y otro en Arbolí. El nuestro es el tercero, en el pequeño pueblo de Pontós, en el Alt Empordà. Irradian vida y alegría. Aleix, Anna, Alberto, Prisca, Acari, Mireia, Noe, Laurent y Maus… decidieron emigrar en bandada a este inmenso laberinto de espacios y ventanales, huerto y jardines, capilla, biblioteca, lavadero y mucho eco resonando en escaleras y grandes y pasillos. Unos se dedican al teatro, otros a la música, otra a la escenografía, y todos a aventuras escénicas que saltan por encima  de las etiquetas disciplinares. Todo se nutre de todo, del mismo modo que los artistas y sus familias se alimentan,  se cuidan y se dan soporte. Aquella caravana se fue de Tiana buscando un  espacio grande, suficiente para albergar  a nueve artistas con sus familias y disponer también de espacios para  residencias y presentaciones,  de salas de ensayo y de lugares para experimentos. Y aire libre también.
Para ser tan ambiciosos con su objetivo han sabido ser austeros, renunciar a algunas comodidades, jugar y crear para hacer del colegio o del seminario un hogar acogedor, donde hay un rincón para cada cual y donde casi todo son espacios de comunicación y tránsito de unas a otras realidades.
Pontós no solamente ofrecía  un edificio adecuado que además estaba disponible. Es un pueblo en donde se gesta una revolución alegre y discreta. Donde  fue a parar en sus últimos años el mítico festival Mapa; donde viven los integrantes de la Doctor Alonso y los de la Fundación Collado-Van Hoestenberghe; la casa familiar de los artífices de Essències.cat, un proyecto que va de la profundidad esencial de las plantas a la música de Bach… Un pueblo valiente que desde hace unas semanas tiene una alcaldesa artista. Un lugar en el que muchas personas han trabajado  abriendo ventanas. Las cosas no ocurren porque sí, pero a veces, porque sí, hay singularidades. Y ontós, según  como se mire, es una.
Hace unos  meses que visito el Convent para ver a Prisca, porque le damos vueltas a algunos sueños compartidos. También lo hago por estar allí y por estar con ella y con la niña Petra Lu y con toda la otra gente de Mutte, y los que llegan y pasan y se van.
Le pregunto cosas que me intrigan: ¿cómo hacer compatible la vida privada  con la vida profesional cuando el  escenario de ambas es el mismo espacio? Ese, como dice Prisca, es el corazón del trabajo. Pasa por ampliar el perímetro de la familia, algo que, aunque puede parecer muy nuevo es ancestral: desde las caravanas nómadas  hasta las compañías de circo pasando por la venta ambulante, el clan mediterráneo o la horda de cazadores. Del neolítico a nuestros días ha sucedido y sucede. Se trata simplemente de reeditarlo cada vez de nuevo. Trabajan juntos, construyendo una comunidad que irradia, pero simultáneamente cada uno tiene su trabajo y sus proyectos fuera del grupo. Ese entrar y salir es también parte de la fórmula de cohesión y convivencia. Me cuenta Prisca que a nivel metodológico les ha ayudado mucho Fil a l’Agulla, una cooperativa de acompañamiento a colectivos que ahonda en la voluntad de reinventar cómo funcionar. Y del mismo modo, el Convent es casa, espacio de experimentación y también lugar de encuentro y de exhibición.

Merece una visita, y la mejor es la que coincide con uno de los variadísimos conciertos que organizan  cada 15 días: este verano un preestreno del Festival Grec: MARALA –Binaural, Black Barbie, Valbe’ Trio (Argentina). Y en julio Las Isabels (Flamenco), A Yuune Sule (world music). Sin olvidar el IV Encuentro de Música de Raíz Tradicional con concierto final de más de 100 músicos. Para enterarse de la programación lo mejor es tomarse una cerveza en el “Avre María” el bar, que algunos días ofrece también un catering que os dejará muy contentos.

Texto: Clara Garí

Instagram

  • Mas Mol Peralada marcjoli masmoli emporda empordaguia restaurant
  • arigopebruennichi aranyavespa araaavispa araatigre faunaempordanesa serradedar empord empordaguia natura spiders
  • Mas Sorrer Gualta Empord massorrer
  • Boia Nit by Manel Veh Special cocktails for amazing nights
  • Exposici de Jordi Gich a lEspai Tnic de Vulpellac empord
  • A partir davui ja la podeu comenar a trobar als