Emprendedores Revista

Arboreco – Frutales tradicionales, un patrimonio a conservar

Al pie de las Gavarres, a las afueras del bello pueblo de Cruïlles, se encuentra la sede de Arboreco. Fue Aquí donde Marco Sangiorgio, un italiano de Lombardía con una mentalidad ecologista envidiable, hace más de 10 años que decidió crear un refugio y centro reproducción de un patrimonio que estaba en peligro y, de paso tratar de ganarse la vida. Su especialidad son las variedades de frutales tradicionales, árboles que por suerte han podido sobrevivir a las variedades modernas y que, más allá del valor sentimental, genético o cultural, son sin duda las que mejor encajan con lo que debería ser una fruticultura verdaderamente sostenible.
-¿Cómo empezaste?
Yo ya me dedicaba a la recuperación de variedades tradicionales en Italia, donde colaboraba con un vivero, pero cuando quise hacerlo por mi cuenta decidí que fuera aquí. Empecé desde cero sólo con este pequeño campo de Cruïlles y ya tengo dos más. Es un proceso lento pero se nota que cada vez va a mejor. Ahora, a través de la web los clientes me llegan de toda España.
-¿Qué buscan tus clientes?
Mis clientes son de dos tipos, por un lado está el que busca la agricultura ecológica, y por el otro el que quiere las variedades tradicionales. La mayoría de la gente está interesada en las dos cosas, pero los hay que no. Hay gente a quien le interesan estas variedades porque son las que estaban buscando o las que recuerdan, pero que luego quizás no las cuidarán de manera ecológica. Y hay también quien quiere agricultura ecológica independientemente de las variedades. Pero yo hago variedades tradicionales porque son las que más se prestan la fruticultura ecológica: se adaptan mejor al clima del territorio, tienen mucha más tolerancia a las enfermedades y necesitan menos química. No son tan productivas como las variedades modernas ya que no están creadas, diseñadas y seleccionadas para dar kilos y kilos de producción y que luego se agoten a los 10 o 20 años, pero en cambio viven mucho más.
-Tienes más de 150 variedades de frutales tradicionales y autóctonos, ¿algunas son difíciles de encontrar?
Las hay que me han costado, pero no tengo un espíritu coleccionista. Pero lo que sí es cierto es que se han perdido muchas variedades y es una lástima. Me interesa conservar la biodiversidad agrícola en general y la de los frutales en particular.
-¿Cuál es tu sueño?
Buscar las variedades tradicionales, conservarlas, caracterizarlas, multiplicarlas y darlas a conocer es mi sueño. Quiero que vuelvan a los mercados locales. Para mí la agricultura debería ser ecológica o no ser. No es sostenible que salga más económico hacer llegar las manzanas de Chile que de Cataluña.

VIVER ARBORECO
Carrer de la Font, 2 – Cruïlles
Tel. 650 742 502
Horario a convenir (cita previa)

www.arboreco.net

 


	
			
	
	

Instagram

  • ceret najiamehadji art museedartmodernedeceret
  • cortalgran empord incostabrava altempord esdeveniments eventos events eventplanner hivernacle invernadero
  • calelladepalafrugell empord baixempord costabrava incostabrava catalunya mediterranean mediterraneo mediterrani estiu
  • Museu Memorial de lExili MUME mume empord altempord lajonquera emporda
  • Revista temporada 2018! A partir daquesta setmana la trobareu als
  • empord baseia altempord emporda porta portaantiga door puerta olddoor puertaantigua