Artistas Revista

Marta Vergonyós – Arraigada como un agave nómada

marta-vergonyosArraigada a un pequeño lugar del Empordà pero viajera y nómada a la vez, se auto-define como artista multidiscipinar amateur, es decir amante de lo que hace: documental de creación, performance, instalaciones, y todos los otros recursos para olfatear, sentir y ver a través de la rendija luminosa y llena de poesía que se filtra en lo más cotidiano.  Lo digo con palabras de ella.
Estoy con Marta, una mañana de este invierno tan luminoso, en la terraza del Hotel Empúries. Le propongo un juego: yo le muestro una palabra y ella me responde con lo que ésta le sugiere. Las palabras, sin embargo, no son inocentes, ah, no!

Escritas en un laberinto de fieltro verde que le extiendo sobre la mesa, van aportando las unas a las otras hacia pequeños e inexorables callejones sin salida. Así miro de coger el compás de esta medio lagartija, medio libélula que hace tantos años que conozco pero que siempre me sorprende con una nueva muda. Con las palabras hacemos un alfabeto, incompleto, pero que que va mucho más allá del de los diccionarios. Un alfabeto autobiográfico…atención a lo que dice:

marta-vergonyos4La Abuela de Esclanyà tenía una serpiente amaestrada. Cada tarde iba al camino y la serpiente la venía a recibir. Eso no me lo han explicado, lo he visto yo misma. Además, la abuela guardaba una caja con todas las mudas de la serpiente. Y no solo eso: hace tres veranos que casa tarde se le aparece una mariposa, se posa un momento en  su mano y conversan. Después la mariposa se va. Mi abuela tiene 90 años. Distingue el canto de los pájaros y es muy sutil en su conocimiento. Pertenece a la última generación que ha recibido el conocimiento por vía oral, y pienso que la oralidad pervive en la comunicación que establece con los demás, en su manera de decir y de compartir. Yo misma, cuando estoy con ella procuro no tener el móvil cerca, y me parece que nuestra comunicación se altera un poco si hay aparatos electrónicos alrededor.

Belleza, esta palabra no la has puesto en el alfabeto, pero yo la quiero decir. Si estoy comprometida con alguna causa es con la de la belleza. La belleza es un lugar de libertad personal porque es subjetiva. Cada cual se emociona y se embelleza con lo que le parece y el trabajo consiste en ser fiel a la belleza propia sin cerrarse a lo que los otros han desvelado.

marta-vergonyos3Tengo cinco Casas  cinc Cases. La casa de Sant Martí d’Empúries que me permite vivir el mar, la de Madremanya donde trabajo con Denys Blacker, la casa de Poblenou, en Barcelona, la casa familiar de la madre y de las abuelas, y desde hace poco, la casa de Madrid. Mi vida transita por espacios físicos pero para mí las casas son las personas. En el tránsito entre un espacio y otro es donde me encuentro yo,  donde crezco.  Mi abuela solía decir “nena, piedra que rueda no cría musgo” queriendo decir que si no parabas en un lugar no podías crecer ni establecerte, pero para mí tiene otro significado: que si siempre te mueves estás siempre preparada para descubrir, para conocer, y la regularidad y los hábitos no consiguen oxidarte la mente.

marta-vergonyos-2El Dolor es la escuela de los límites. Con mi ahijado compartimos un juego inventado. Consiste en decir, qué poder querrías tener si te dieran a escoger. Yo escojo tener cinco vidas simultáneas y el único límite sería el dolor. Una migraña, o el dolor emocional me enseña a limitar este deseo infinito de vivir, de saber.

El Empordà es la raíz pivotante que sale del dedo gordo de cada pie y va muy profunda. El Empordà es el lugar al que puedes volver. Naces en un lugar, esto no lo escoges. Yo nací en Esclanyà, un pueblo de 300 habitantes, y crecí viendo el turismo de los veranos y la vida recluida de los inviernos. Un día la abuela Sita me preguntó cual era el lugar que me gustaba más de todos los que había visitado, y yo dije: El Empordà, Empúries. Y la ciudad? La ciudad, Barcelona, dije yo, porque tiene mar. Dijo mira, yo tengo 90 años y solo he estado en el Empordà y en Barcelona, y tú que has dado la vuelta al mundo, ¿no has encontrado nada mejor? ¡Pues ya estoy bien aquí!

Me gustaría forrar el Jarro por dentro con pan de oro. En Esclanyà, en la carretera, al pasar por Regencós hay un sitio en el que tienen unos jarros enormes, que antiguamente servían para guardar el grano, o tal vez aceite. Siempre que los veo pienso que me querría forrar uno de pan de oro por dentro y dormir en él una noche.

marta-vergonyos_5La Luna es como un metrónomo. Cuando hace mucho tiempo que no sé si está llena, o si crece o mengua, quiere decir que no estoy como debería. En casa somos campeinos, y siempre he vivido esta atención a los movimientos de la luna, al tiempo meteorológico, al ciclo de la tierra para actuar en consecuencia, para tomar las decisiones correctas. Yo, que soy artista, nunca olvido que cultura viene de cultivar, de la tierra. La luna, cuando más presente la tengo más seguros, más asertivos son mis movimientos. En cambio, si me despisto pierdo la raíz del tiempo, el paso
del tiempo… El Nudo es necesario aprender a hacerlo para saber deshacerlo. La Obra es ir tirando, la obra es vida. Quiero hacer una cosa y para hacerla he buscado los formatos más abiertos, la performance, los documentales de creación y los objetos poéticos. Durante mucho tiempo buscaba mi lenguaje y lo he encontrado en estas prácticas. Yo no quería estudiar Bellas Artes, lo dejé y me fui a Sudamérica y al volver conocí a Genís Cano y el arte de acción, la performance. Allí empecé a realizar acciones en la calle y también el la cárcel. Me interesa la performance porque puede modificar lo simbólico, generar un nuevo simbolismo que puede compartirse. Las mujeres podemos aportar un mundo simbólico político y poético. En este trabajo yo me implico en las cosas que vivo, no me puedo separar de ellas ni mirar desde afuera. Desde aquí se pueden decir cosas que no son posibles en el contexto jurídico o político. Haciendo trabajos colaborativos con grupos de mujeres vuelve para mí  la vivencia cotidiana de una rendija luminosa. La Lluvia, que siempre me pille en la intemperie. Eso no lo ha dicho ella, pero casi: lo que le pega al río es reír. Todo lo que ha hecho desde que tenía cuatro años hasta ahora ha sido para compensar el disgusto de saber que nunca podría Volar.

Texto: Clara Garí

http://www.martavergonyos.net

Instagram

  • empord garrigs empordguia catalunya celdempord
  • Empord celdempord sunset empordaguia postadesolcat emporda
  • museudali aniversari aniversario aniversary figueres facade teatremuseudali salvadordali dali Empord
  • Empord golfderoses costabrava navegar incostabrava sailing emporda lescala mediterrani mediterraneo
  • empuries empord estiu mediterrani lescala mardempuries mardempuriesbeachbar mediterranean
  • navegar vela Empord sailing woodenboat sparkmanstephens incostabrava classicboat velaclasica mediterrani